Zapatos de fútbol: para dar el salto de calidad

Con una evolución de más de cien años de fútbol, tras el balón, son la segunda herramienta más importante para practicar este deporte. Creados para dotar de mayor estabilidad y permitir el desarrollo de la habilidad del jugador, hoy están en medio de una revolución y constante innovación tecnológica.

Los inicios del deporte más popular del mundo datan de 1863 en una lejana Inglaterra, cuando tomaron la decisión de separar de una vez por todas el rugby del fútbol. Así es como se dio origen a la “Football Association”, la asociación más antigua del planeta que pueda regir a esta actividad.
Sin embargo, según consigna la FIFA, profundas investigaciones realizadas arrojan que existía a lo menos cinco tipos de juegos diferentes de los que se podría atribuir el origen y el posterior desarrollo del fútbol. Quizás, no se practicaban de la misma manera pero si se pateaba un balón con el pie, por lo que esto viene incluso de muchísimos años atrás.
Con el paso del tiempo son muchas características del juego las que evolucionaron pero, sin duda, una de las más significativas fue cubrir los pies con un calzado. Eso sí, al comienzo esta disciplina se practicaba con zapatos que distan mucho de lo que podemos ver hoy, algunos no deben ni imaginarlo.
Hasta 1872 el fútbol se practicaba con botas de suela lisa, y en un partido jugado entre Inglaterra y Escocia –el primero internacional de la época– recién se pudo ver a los futbolistas utilizando calzados planos a los que había que adosarle un madero en la planta para que pudieran afirmarse en el terreno de juego (ver imagen 1).
De las marcas que hoy se conocen las más antiguas son Puma y Adidas. Esta última, fundada en 1949, debe sus inicios a una antigua empresa de Adolf “Adi” Dassler, quien junto a su hermano Rudolf Dassler, confeccionaban calzados con clavos para deportistas. Debido a un conflicto entre ambos hermanos, Rudolf decidió fundar su propia empresa y un año antes de que su consanguíneo registrara Adidas, decidió lanzar Puma AG.
Los años pasaron y de la misma manera en que el deporte fue evolucionando, la elaboración de los zapatos hizo lo propio. Algo que además se vio potenciado por la aparición de nuevos actores en el mercado como Nike, en 1971.
Los calzados de fútbol se volvieron una de las herramientas más importantes para desarrollar la actividad –después del balón– y las firmas deportivas se encargaron de darle cada vez más importancia. Hoy, las tecnologías aplicadas en su confección sorprenden y pareciera que no existen barreras en su evolución.

Una innovación constante

El factor de la ciencia juega un rol importante y hoy es uno de los principales responsables de que los deportistas logren mejores resultados. Adidas y Nike han sido pioneros en este camino por revolucionar el mercado, es más, fue la marca estadounidense la que marcó un antes y un después cuando creó Mercurial.
Los diseñadores aceptaron el reto de crear los botines más ligeros jamás fabricados en el fútbol y no fallaron. El primer prototipo fue terminado para comienzos de 1998 y, por esos años, no tuvieron dudas en quién debía ser el primer jugador en calzárselos: Ronaldo Luís Nazário de Lima, más conocido como el Fenómeno (ver recuadro pag. 21). Venía de ser elegido el mejor del mundo en 1996 y 1997, y fue el privilegiado de utilizar el botín que proporcionaría más velocidad que cualquier otro.
Hasta la fecha ya se lanzaron más de 30 modelos Mercurial y para José Miguel Pascual, Gerente General de 100% Fútbol –tienda especializada en artículos de este deporte– este modelo “fue muy importante para que Nike ocupara un lugar que por muchos años fue de Adidas”.
La aplicación de las nuevas tecnologías es constante. Pascual explica que “con el paso de los años ha sido un cambio notorio. Algo que hoy principalmente se puede evidenciar en zapatos Semi Pro y Pro, porque tienen mejor cuero y más tecnologías como Flyknit y ACC (All Conditions Control), ambas impulsadas por Nike. Son ciertas innovaciones que han permitido que el zapato hoy sea más liviano y de mayor o menor tracción, dependiendo el puesto en el que se juega”.
En la previa del Mundial de Brasil 2014, Nike presentó su bota Magista –una de sus cuatro líneas de calzado deportivo– con tecnología Flyknit. Phil McCartney, vicepresidente de calzados deportivos de Nike, aseguró por esos años que “esto es como llevar puesto un guante pero en el pie. El guante comienza en la muñeca y no a mitad del brazo”.
Algo que fue replicado por Denis Dekovic, director de diseño de Nike Football, quien destacó en ese momento que “este será un año sin precedentes en la innovación para Nike Football. Creemos que, al igual que con el Mercurial R9 llevado por Ronaldo en 1998, 2014 será recordado como el año en que Nike cambió las botas de fútbol para siempre”.

Potenciando cualidades

El mismo año en que 32 selecciones –incluyendo la chilena– llegaban hasta Brasil para disputar el Mundial, la multinacional estadounidense presentaba con bombos y platillos la tecnología All Conditions Control que traerían sus cuatro líneas de zapatos.
Estos avances le permitirían a quiénes ocuparan los zapatos, mantener el nivel adecuado de fricción con el balón, sin importar lo hostil de las condiciones del terreno de juego como, por ejemplo, en una jornada lluviosa.
El futbolista de la selección española, Andrés Iniesta fue una de las estrellas del fútbol mundial que contribuyeron en los estudios y análisis para perfeccionar la elaboración de los calzados. “Nike inició con un estudio en Europa, luego de algunas recomendaciones del futbolista español sobre el control del balón en un día de lluvia. Esto nos sirvió de retroalimentación”, comentó Gabriel Gomar, un especialista de fútbol de Nike México.
Esta marca fue pionera en el mercado pero de ahí en más fueron varias otras las que tomaron la decisión de dar un salto en esta materia. Umbro es una de ellas. Para el Gerente General de 100% Fútbol “Umbro y Puma, por ejemplo, están en una innovación constante para competir con estos monstruos de la industria que son Adidas y Nike. Este ‘boom’ y marketing que hacen es impresionante, pero así y todo tienen modelos que también son atractivos”.
La evolución de la firma inglesa ha sido evidente y quienes ocupan este calzado lo reconocen. Carlos Muñoz, actual jugador de Unión Española y embajador de la marca hace casi unos ocho años, confirma el gran cambio que esta ha hecho en la confección de sus zapatos: “Ha sido una evolución positiva. Conocí desde los primeros Umbro que llegaron a Chile –que eran más pesados y de cuero– y hasta el día de hoy, considerando colores, diseño y la comodidad del zapato, creo que cambió para bien. Y eso también lo puede ver la gente común que los ocupa”.
Otro ejemplo claro de la evolución en los calzados lo puso Adidas. Eso sí, a diferencia de lo que había hecho Nike, para el 2015 la marca alemana anunciaba que eliminaría lineas como Predator y F50 para dar paso a X y Ace (ver recuadro). Esto porque creían que solo existían dos tipos de jugadores en el mundo: aquellos que controlan el juego y marcan los tiempos, y los impredecibles, esos que rompen los esquemas. Por lo que no se necesitaban más.
Sin embargo, el tiempo les demostró que con X y Ace, quizás, la gente no se sentía tan representada, ya que nunca pudieron imponerse en el mercado como un modelo ganador. Razón por la que decidieron, impensadamente relanzar el mítico Predator.
Para el gerente de 100% fútbol este relanzamiento se puede explicar solo de una manera: “En Adidas se dieron cuenta que Predator había generado un nicho muy importante en el mercado futbolero, con jugadores emblemáticos y con un zapato, a la vez, muy funcional. De las principales búsquedas en Google, Predator seguía apareciendo, o sea que la gente seguía interesada en el modelo”.
Y en esa misma línea, Pascual agrega: “La marca busca entrar al mercado con una linea ganadora, porque el Ace, el X, y el Copa Mundial eran muy parejos en cuanto a venta. El Nemeziz Messi vende pero más en niños que en adultos, por lo que les faltaba un producto ganador para los mayores. El Predator además tiene toda esa reminiscencia de los años ’90, si incluso para este Mundial se volverá a hacer una pelota como la primera Telstar, entonces se está siguiendo con eso de volver a lo clásico pero renovándolo. Creo que no hay ningún futbolero de entre 25 o 30 años que no haya tenido un Predator, entonces creo que Adidas supo rescatar eso y lo llevó a un producto muy bien logrado”.
Cristian Álvarez, defensor de Universidad Católica, es un futbolista con casi 18 años de trayectoria y uno de los principales rostros de Adidas en el balón pie chileno. A lo largo de su carrera ha jugado con muchos tipos de zapato y ahora le toca familiarizarse con el nuevo Predator.
Uno de los aspectos que más destaca el capitán de los “Cruzados” es cómo ha cambiado la planta con el paso de los años. “Ha sido muchísimo el cambio. Colores, diseños, modelos, etc. Incluso el tema de las pepas en la planta cambió. Como yo soy defensa juego con pepas altas, para tener un mayor agarre, y antes se jugaba con seis y ahora son mixtos”, comenta el jugador.

Como un profesional

Las personas que practican fútbol por hobbie cada vez se están preparando más, y eso las marcas lo saben. El jugador amateur hoy sabe más acerca del zapato que está usando y, por lo tanto, sus exigencias crecen. Es por eso que hoy se puede ver diferentes tipos de un mismo calzado, yendo de un rango común hasta un Semi Pro o Pro.
Los más recatados prefieren jugar con un modelo más básico –que actualmente debe andar entre los 30 y los 50 mil pesos– y otros, prefieren pagar un poco más y calzarse un botín más parecido al que ocupan los profesionales, que puede ser un Semi Pro de entre 80 y 120 mil pesos o un Pro, que fluctúa entre los 140 y 220 mil pesos. Eso es lo que hoy te brinda el mercado, una posibilidad de ponerte a la misma altura de los ídolos.
Muchos se habrán preguntado alguna vez si el zapato top que se compraron en la tienda es el mismo que ocupa el futbolista profesional. Y bueno, el gerente de 100% Fútbol lo explica: “Casi siempre el modelo top de línea de una tienda es igual al que ocupan en el fútbol. La única diferencia es que muchos futbolistas profesionales juegan con pepa mixta, con estoperol de aluminio, y en el mercado eso no se vende porque en Chile está prohibido jugar con ese tipo de pepas, porque puedes cortar al rival”.
La tecnología está al servicio de las personas y los que quieran podrán aprovecharla. Que el zapato sea más liviano, tenga mayor tracción y que la capellada tenga textura, son aspectos que le permitirán a cualquiera estar un pequeño peldaño más arriba. Eso sí, el jugador podrá elegir el modelo que más le guste y acomode, pero el talento deberá ponerlo el que se los calce.

Comentarios

comentarios