¿Y qué pasa con el fútbol amateur? El posible escenario para el 2020

El ministro de Salud, Enrique Paris, informó este lunes (31) que 8 nuevas comunas abandonan sus cuarentenas para pasar a Fase 3 (Preparación) a partir del próximo miércoles 2 de septiembre

¿Qué conlleva eso? Pues bien, de acuerdo al protocolo sanitario de desconfinamiento, la Fase 3 implica que:

  • Podrás desplazarte libremente por comunas sin cuarentena. 
  • Participar en reuniones sociales de máximo 50 personas en lugares abiertos. 
  • Participar en reuniones sociales de máximo 5 personas en lugares cerrados.
  • Cumplir toque de queda establecido por la autoridad civil entre las 23:00 y las 05:00 hrs. 
  • Respetar medidas y cordones sanitarios. 
  • Deportes colectivos con máximo 5 personas en espacios cerrados y 25 en espacios abiertos. Sin público.

Es este último punto el que nos importa en este post. 

Según la norma, es posible hacer partidos o «pichangas» entre los y las amigas en las comunas que se encuentran sin cuarentena y en Fase 3 o Preparación. 

No obstante, la autoridad sanitaria emitió una serie de recomendaciones para efectuar la actividad deportiva colectiva de manera segura: Se recomienda mantener aislados los espacios comunes cerrados, como camarines; llevar su propia botella con agua y toalla; no cambiarse de indumentaria en el lugar y una vez terminada la actividad, abandonar el sitio sin cambiarse. 

El fútbol amateur

Para tener luces de lo que será el futuro inmediato del deporte amateur, nos podemos remitir a lo dicho por el presidente de la Asociación de Fútbol Amateur de Chillán, Fabián de la Barra, al portal La Discusión, de la misma ciudad:

«No hay fecha ni siquiera tentativa, al menos esa es mi opinión, porque aún no me he podido reunir con el resto de los dirigentes, pero si los niños no están yendo ni siquiera a clases, los papás con menor razón los van a dejar venir a disputar el torneo», dijo de la Barra. 

«Imagínate, si son cerca de 5 mil personas de todas las categorías, semana tras semana. Y hay estudios FIFA que demuestran que a este tipo de competencias asiste un promedio de tres personas por jugador, salvo los clásicos, donde se puede llegar a ver dos mil personas«, algo impensado si se consideran las condiciones en las que volvió el fútbol profesional. 

Y completó: «11 jugadores por lado, más el árbitro, el turno y los dos técnicos, ya dan 25 personas. Entonces no podrían hacerse cambios y se tendría que jugar sin público que son los que financian una buena parte de la actividad con el pago de las entradas. Entonces, son muchos los indicadores que apuntan a que sencillamente, no se puede volver. Al menos, así lo veo yo». 

Ahora, habrá que esperar cómo evoluciona la pandemia y es de esperar que -a estas alturas- no pasemos del 2020 sin poder competir en nuestras ligas. Pero la esperanza no está perdida, ya que, como se mencionó, se pueden jugar «pichangas» entre amigos siempre que se cumplan con las medidas sanitarias.