Visión de juego: Interpretar y elegir en milésimas de segundo

Si te gusta el fútbol, pero el buen fútbol, entonces aprecias a un jugador que tiene una buena visión de juego. Andrés Iniesta, Andrea Pirlo, Juan Román Riquelme, Charles Mariano Aránguiz o Alexis Sánchez, son algunos de esos exponentes que son capaces de hacer un cambio de frente cuando nadie más lo vio o dar un pase sin necesidad de ver. 

La visión de juego, «es la capacidad de captar correctamente los movimientos de sus compañeros y oponentes eligiendo la mejor opción entre varias posibilidades; coincidiendo en numerosas ocasiones con situaciones complejas de percibir por un número elevado de opciones o por los planos de acción fuera del campo visual del jugador con balón» (Fradua, 1997). 

De ahí que radica su importancia para lograr un correcto andamiaje y funcionamiento colectivo, ya que una pieza que falle, afecta al resultado final. 

Entonces, y sin más preámbulos, te presentamos una serie de ejercicios con distintos grados de complejidad que te harán trabajar distintos aspectos relacionados con la visión de juego. 

La idea, es que con esto tengas la capacidad de interpretar y saber elegir de manera correcta ante la presión del rival y la de los propios compañeros.