Roturas de ligamento: ¿Cómo detectarlas y prevenirlas?

Una de las lesiones más complicadas y dolorosas son las roturas de ligamentos. Fernando Gago, el seleccionado nacional, Pedro Pablo Hernández, Radamel Falcao o Marcelo Salas, son solo algunos de los futbolistas profesionales que han sufrido esta complicada lesión. 

De acuerdo a diversos estudios, la rotura de ligamentos representa el 8% del total de las lesiones que se tratan a nivel profesional y, en vistas de un eventual retorno al fútbol, no está de más tener en cuenta los cuidados necesarios para no lesionarse y, más todavía, se hablamos de una lesión que en promedio tiene un periodo de recuperación cercano a los 5 meses. 

¿Qué es un ligamento?

Cuando hablamos de ligamentos, hablamos de las «estructuras de fibrocartílago que se encuentran dentro de la articulación de la rodilla cuyas funciones principales son la protección de la articulación y la mejora de la función articular», según la RAE.

Estos fibrocartílagos son dos: el medial o interno y el lateral o externo. Y se pueden diferenciar, más allá de su función, ya que uno parece una semiluna, o forma de “C”, mientras que el lateral se asemeja más a una “O”.

Cómo identificar una rotura de ligamentos

En primer lugar, siempre hay que tener en cuenta que ante cualquier dolor siempre es mejor consultar con el médico especialista. 

Sin embargo, no siempre contamos con un profesional de la salud en la cancha (o donde estemos practicando fútbol), por lo que conocer tu cuerpo es esencial a la hora de detectar una lesión grave. 

La rotura, generalmente, suele ser acompañada de un intenso dolor en uno de los dos compartimientos de la rodilla (medial o lateral) y hace que la extremidad inferior (la pierna) quede inmovilizada a causa del mismo. Y Se puede presentar con crujidos e hinchazón de la zona afectada. 

Cómo tratar la rotura de ligamentos

Eso va a depender del tipo de lesión y la cantidad de deporte que realices. Si eres un deportista ocasional, la mayoría de las veces el tratamiento es «conservador». 

¿Qué quiere decir esto? Se aplica protección, carga física disminuida, hielo, compresión y elevación si la lesión es tanto más grave. Para luego ir avanzando en distintos ejercicios de movilidad. 

Para aquellos deportistas de alto rendimiento, suele hacerse una menisectomía por artroscopia, la cual es una intervención quirúrjica poco invasiva. 

¿Cómo evitar las roturas de ligamento?

Uno de los ejercicios más utilizados para evitar las roturas de ligamento es el Single Leg Squat. 

El SLS ha sido ampliamente usado para detectar lesiones, tanto de la zona lumbar como de las extremidades inferiores. 

Este ejercicio, no es más que una sentadilla a una sola pierna. La idea es mantener el tronco recto mientras se realiza el ejercicio, con la intención de detectar posibles imperfecciones en el alineamiento de los ligamentos que podrían derivar en una rotura de los mismos. 

Otro ejercicio vastamente usado por los profesionales de la salud para evitar lesiones de ligamentos, es la flexión dorsal de tobillo. 

Para hacer este ejercicio, debes «cargar» el peso de tu cuerpo en el pie -mientras este se encuentre bien apoyado- y balancear tu peso hacia adelante y hacia atrás. 

Con esto, podrás identificar si existe dolor al realizar el movimiento y detectar posibles imperfecciones en los ligamentos que podrían derivar en una lesión futura. Acá, el tutorial para hacer el ejercicio de forma correcta.

Sin el ánimo de infundir terror, te dejamos uno de los momentos más tristes para la historia del fútbol moderno: La rotura de ligamentos del delantero brasileño Ronaldo, El Fenómeno, a fin de ilustrar la gravedad de la lesión.