[PERFILES] Juan Contreras: Jugador de Azules Liga Amigos del Fútbol

“Hace como ocho o nueve años llegué a Azules, a jugar en Súper Senior. Como suele pasar, llegué jugando en otra posición, era mediocampista, pero con los años fui retrocediendo un poco hasta quedar como central. Cuando me tocó pasar a Dorada parece que los ‘viejitos’ eran más lentos que yo, y por eso me pusieron de central. Y aquí estoy hoy. Podríamos decir que fue entre decisión del DT y una necesidad del equipo. No había nadie que jugara en la posición, porque se nos habían ido los centrales, y como yo estaba jugando de contención era un poco más natural que fuera yo el que bajara a apoyar a los defensas. No me acuerdo en qué momento pasó, pero seguí jugando ahí y ahora incluso soy el capitán de Azules. Han sido muchos años en el fútbol, pero empezó hace mucho tiempo: hice divisiones inferiores y llegué hasta juveniles en la Asociación Zambrano de Quinta Normal, que pertenece a la ANFA. Ahí jugué hasta los 21 años más o menos y por circunstancias de la vida dejé el fútbol. Con el tiempo volví a la actividad y me di cuenta que aún no se me olvidaba, pero había dos cosas que tenía que cambiar. Primero, yo no soy alto, entonces eso tenía que suplirlo con otras características. Corro harto, tengo buena cobertura y manejo bien el espacio-tiempo, entonces eso me ayuda. Y lo segundo, aprendí que si te mandas una embarrada, es gol, entonces hay que jugar más simple. En el medio trataba de pasarme a uno o dos y después la tocaba, pero aquí no, empecé a jugar de primera. Igual esas son cosas que se van aprendiendo con el tiempo, y cuando me pongo a pensar qué central podría ser como yo, porque generalmente son altos, hago memoria y me acuerdo que en la Asociación Zambrano había uno que era chico, pero que las hacía todas. Era ‘seco’, llegaba a todas las pelotas. Me di cuenta que estaba haciendo lo mismo que él. Obviamente no todo puede ser bueno, también hay ciertos aspectos que debo mejorar como, por ejemplo, mi juego aéreo. Es lógico, por mi porte no cabeceo mucho, pero con el resto creo que me defiendo bien. Hay que ser astuto, trato de no ir al choque nunca con los delanteros grandes, porque prefiero anticipar y ver hacia dónde van a dar el pase, antes que ir a chocar. Al final es eso, ganar con la anticipación y que el delantero no me gire”.

Comentarios

comentarios