¿Los goleadores nacen o se hacen?

Conocedores de la posición como Thierry Henry, Jermain Defoe y Romelu Lukaku entregan su opinión al respecto.

La discusión sobre si un goleador nace o se hace ha estado instalada en el fútbol desde sus orígenes. Para un veterano del fútbol, Matt Letisier, que jugó por el Southampton durante 16 años y marcó 164 goles en 380 partidos, cree que «marcar goles es algo que no se puede conseguir solo con la práctica, los goleadores tienen un instinto natural. Es muy difícil pasar esa habilidad de anotar goles a alguien que simplemente no lo trae consigo».

De igual manera, el actual delantero del Bournemouth, Jermain Defoe, cree que ser goleador es algo que se trae desde pequeño. «Desde que tengo uso de razón, y fui lo suficientemente capaz de caminar solo, que estaba ubicando sillas en la sala de estar de mi casa, armando un arco, y haciendo goles», aseguró.

No obstante, el histórico jugador del Arsenal, Thierry Henry, tiene un pensamiento un poco distinto y sí cree en la práctica para ser un goleador.  «Tenía velocidad y olfato de gol, pero en un comienzo solo golpeaba a los aficionados, el travesaño o el arquero me atajaba. Comencé a tomar una pelota y maniquíes en los entrenamiento después de la sesión principal, todos los días, y de repente comencé a marcar más a menudo».

Para Romelu Lukaku, ser goleador es algo que se traen desde que se nace, y que dentro de la cancha el delantero debe ser egoísta si quiere anotar:  «Tienes que ser egoísta para ser un buen delantero. Los mejores delanteros son egoístas. Marcar goles es lo más importante en el campo y todo buen delantero debe serlo para anotar, no hay que negarlo».

 

Comentarios

comentarios