4359236389_7da6b11ac5_o

La alimentación correcta que debe tener un jugador el día de un partido

Te entregamos las principales claves para no sentirte pesado durante el desarrollo de un partido.

Uno de los aspectos fundamentales para tener un buen rendimiento en la cancha sin duda es la alimentación. No basta con ser talentoso para la pelota o ser fuerte de mente, la dieta equilibrada también forma parte del jugador, sobre todo el día de un partido.

Si bien la recomendación habitual es comer unas cinco o seis veces diarias, el día de un partido la cosa cambia, pues se puede ingerir alimentos de forma más recurrente para realizar los aportes de energía necesarios que esta actividad física requiere.

Lo recomendable es que la última comida sea unas tres horas antes del comienzo del encuentro para que se pueda realizar una correcta digestión, de esta forma evitarás la aparición de posibles fatigas.

¿Qué comer? Para el desayuno lo recomendable es leche, fruta, cereales, galletas o pan. Posteriormente en ocasiones es recomendada una merienda antes del almuerzo repitiendo la fruta o cereales. Para el almuerzo hay que comer una porción adecuada que podría ser de pastas o arroz acompañado de pescado, carnes o huevo. Las tres horas previas al encuentro la recomendación es comer fruta deshidratada y barritas de cereales.

La hidratación también es un aspecto que no podemos dejar de lado. Lo más recomendado es el agua y líquidos hidratantes, lo importante es, durante el partido, tomarlo en pequeñas cantidades y sorbos cortos.

Una vez terminado el partido es importante aportar al cuerpo toda la energía que se perdió. Los hidratos de carbono son importantes para reponer la reserva energética, además se recomienda una importante porción de proteínas para ayudar a la reparación de las fibras musculare tras el esfuerzo físico.

Todos estos tips te ayudarán para que el día de mañana la alimentación no sea un problema a la hora de afrontar un partido.

Comentarios

comentarios