¿Foco resultado o foco tarea? Cuál de las dos es más recomendable

Por Dra. Paula Ortiz, Psicóloga Deportiva, Colaboradora Clínica MEDS.

Esta pregunta surge en cada reflexión a la hora de hacer análisis de lo que sucedió en algún partido o a la hora de plantear un discurso para los deportistas e incluso para el cuerpo técnico. ¿Son antagónicas? ¿Si se enfoca en la tarea o en la mejora personal significa que dejamos de ser “competitivos” o si tenemos una mirada “competitiva” significa que perdemos la mirada en el proceso?
El deporte (y el fútbol) tiene como esencia ambas variantes y no son polos que se contradigan o se resten entre sí. La existencia del foco a la tarea no es gracias a la ausencia del foco al resultado o vice- versa. La existencia de ambas, van reflejando diferencias individuales y colectivas acerca de cómo la competencia tiende a construirse y definirse, de manera subjetiva, y su valoración de éxito y fracaso (1).
La importancia que se le otorga a una u a otra dependerá del momento del ciclo de entrenamiento/competencia, del contexto del equipo, el tipo de liderazgo del entrenador y también de la etapa evolutiva de los deportistas. Desde esta mirada, la disposición al resultado en cuanto resorte motivacional en el deporte, no es la simple y sencilla “cara oscura” de la disposición a la tarea, o incluso su domesticación, sino que es inevitable que las dos coexistan en cierto grado, como así se ha tratado de demostrar alguna vez (2). Si es así, y así parece ser, el concepto de “apoyo social positivo” sufre un cierto cambio, ya que no puede ser de ninguna manera tan unidimensional como se ha ido estableciendo, tanto desde los actores involucrados en ese apoyo, como en su dirección o intensidad.
Esta nueva mirada y reflexión busca mostrar que la intersección entre psicología del deporte positiva y entrenamiento promotor de la autonomía sigue siendo aconsejable y que tal como se conoce, todo ambiente aversivo puede ser fácilmente desarrollado cuando se impone un entrenador autocrático, o cuando la filosofía del club no está orientada al crecimiento personal a la vez que la competición y lo que sucede es que, por ejemplo, se impide el aprendizaje, se bloquean y enmascaran los estímulos relevantes y necesarios para la progresión de habilidades en el desempeño deportivo.
Tenemos múltiples ejemplos de líderes que han dado uno u otro o ambos enfoques en diferentes deportes y con esa experiencia que se suma a las investigaciones científicas, se puede decir que cuando existe un foco a la tarea de base y la evaluación del rendimiento se enfoca en ella, se tienen equipos y deportistas comprometidos y motivados a entregar su mayor esfuerzo en entrenamientos y partidos. A su vez, tener foco en el resultado permite que el equipo tenga esa “hambre” y busque desde el discurso y desde la acción ese resultado. La evaluación entonces debe mantenerse en esos parámetros.
Como decía John Wooden, considerado uno de los mejores entrenadores de la historia: “El éxito es paz mental, que es el resultado directo de la satisfacción propia de saber que te esforzaste en hacer lo mejor de lo que eres capaz. Un buen resultado es el haber hecho lo mejor posible”. En este sentido el trabajo es interminable, ya que la mejora es continua: en cada performance, en cada entrenamiento. Sir Alex Ferguson (ex Manchester United), a su vez, antes de salir a cada partido, los enfocaba en la tarea – en la importancia de la concentración – de que cada uno cumpliera su papel en el juego.
Finalmente, al entregar el mayor esfuerzo, al estar preparado y con confianza – producto de esa preparación – , al cumplir con el rol y las tareas que se deben realizar; las posibilidades que el balón entre en la portería aumentan y cuando se juega al fútbol, lo que buscamos es eso, no hay discusión. Pero para eso, hay que preparar el camino, por tanto no hay un VERSUS, sino un complemento, no hay un “o” si no un “con”: Foco en la tarea con foco en el resultado.

1:(Nicholls, 1984; Ames, 1992)
2: (GarciaMas y Gimeno, 2008; Ortiz, Gómez-López, Martín, Reigal, Garcia-Mas y Chirosa, 2016)

Comentarios

comentarios