Defensores centrales: Un puesto de puro oficio

El zaguero juega los 90 minutos sabiendo que es la última barrera entre los rivales y el arquero, y en muchos casos dependerá de su solidez para que el otro equipo no llegue al gol. Quienes juegan en este puesto entienden que sus tareas estarán lejos de las luces y robar miradas, pero no por eso serán menos importantes. Un cruce a tiempo o una falta inteligente valdrán tanto como un gol para ganar el partido. Muchos rehúyen del puesto, pero lo cierto es que el último hombre termina siendo siempre un jugador clave.

Dicen que una de las posiciones más complejas de ocupar en la cancha es la del central. Quien juega en este lugar debe contar con una serie de cualidades que le permitan contener los ataques de los volantes y delanteros rivales, pero también ser opción para darle salida al equipo.
No hay una receta establecida que defina cómo debe desempeñarse un central, pero da la casualidad que quienes más destacan en este sector de la cancha son jugadores que manejan muy bien la ubicación y la relación tiempo-distancia.
El zaguero es eso, puro oficio. Mientras más conocimiento tenga de la posición, más serán los duelos que gane y menos las veces que quedará mal parado.
Podrán utilizarse distintos sistemas de juegos. Habrá línea de tres o línea de cuatro, pero siempre serán dos las posibilidades que tenga el marcador: quedar sobrando o marcar al hombre.
A lo largo de la historia, el fútbol nos ha dejado muchos centrales reconocidos, y pese a que estos tienen varias características que los distinguen, todos coinciden en un mismo punto: mandan y ordenan al equipo.
Con la evolución de la actividad, el zaguero fue adoptando nuevas obligaciones, y ya no solo bastaba con defender, ahora también debían jugar con el balón en los pies. Y es que un buen ataque se construye desde abajo, y cuando no existan caminos para generar peligro, será el defensa quien rompa líneas para hacer la diferencia.
En definitiva, todo dependerá de su capacidad. El zaguero deberá saber cuándo ganar metros y cuándo esperar al rival, porque eso es el central, intuición y determinación.
El ‘Especial Centrales’ nos dejará eso, un manual contado por los mismos ligueros para determinar cuáles son los principales conceptos que deberán respetar y manejar quienes jueguen en la posición.

Comentarios

comentarios