Cinco atributos que debe tener el líder de un equipo según Vincent Kompany

El defensor central del Manchester City mencionó algunas cualidades que sí o sí deberá tener un jugador para ser el referente del camarín.

Es cierto que Vincent Kompany hace rato que no es un titular indiscutido en el Manchester City de ‘Pep’ Guardiola, sin embargo, eso no es un impedimento para que él siga siendo uno de los líderes del camarín.

Para el jugador de Bélgica, independiente de portar la jineta en el brazo, hay ciertos aspectos que distinguen a algunos jugadores de otros, y serán esas condiciones innatas las que llevarán a que un futbolista sea el verdadeo referente de un equipo.

El defensor mencionó cinco cualidades que sí o si deberán estar presentes en un jugador:

Tenerse confianza

«No me convertí en un capitán cuando me dieron la jineta. Cuando firmé para el City y no era un jugador estrella, tenía la misma actitud y creía en mis cualidades. Nunca he sido tímido, ni pensé que otro jugador fuera más importante que yo. Mucho antes de ser capitán ya tenía una relación con el equipo y sabía que me escucharían».

Ser un intermediario

«Como capitán, dependerá de usted organizar cosas para el equipo, como eventos sociales por ejemplo. Debes asegurarte de que todos en el equipo reciban la misma atención y debes tener la facultad de poder hablar con el DT».

Traspasar experiencia

«Uno debe ser capaz de transmitir experiencia a un jugador más joven y ayudarlo a desarrollarse. A veces tienes que estar dispuesto a brindarles apoyo y en otras a ser capaz de hacer críticas constructivas».

Arengar a los compañeros

«Cuando las cosas no van bien necesitas sacar la voz y decirle al equipo que aún no se ha terminado. Si estamos perdiendo, nos diremos unos a otros que podemos salir adelante, para que sigan corriendo. Esto ayuda a que el equipo pueda subir su nivel».

Poner la calma

«Cuando se arma un conflicto en el campo debes ser el primero en llegar ahí y ayudar al árbitro. A veces tendrás que defender a un compañero de equipo porque los oponentes experimentados intentarán ser astutos e influir en la decisión del árbitro. Siempre seré el primer jugador en estar ahí para asegurarme de que se escuche la voz de nuestro equipo y que mis compañeros se sientan protegidos».