«Caté» Ibarra y el entrenamiento post cuarentena: «Tiempo y distancia será lo más difícil de trabajar»

«El mayor peso que tenemos, nuestras aflicciones, los problemas de lo que se viene, están nuestra mente», dice el ex jugador de la Universidad de Chile Manuel Ibarra en conversación con Portaligas. El lateral derecho campeón en 2004 con la U, habló sobre la importancia de mantenerse activos durante la cuarentena y lo que significa a nivel metabólico y personal.  

«Yo estoy entrenando a un buen nivel -aunque estoy retirado y todo- pero no es lo mismo. No es lo mismo que prepararse en la cancha, manejando rangos, tiempos y distancia, que creo que va a ser uno de los aspectos más difíciles de manejar«, cuenta Ibarra desde su casa.

El ex azul, hace hincapié en que el tiempo de para, ha mermado el ritmo y las cargas de trabajo físico, lo que aumenta el riesgo de sufrir lesiones en un eventual retorno a la actividad. 

«Muchos futbolistas han vuelto y se han lesionado porque los ritmos no son los mismos. Es por eso que es difícil este periodo. Entrenar en casa te ayuda a fortalecer muscularmente, a mantener un ritmo de cardio pero los rangos que se tienen que ocupar son totalmente distintos». 

«El deporte es un liberador de endorfinas, libera el estrés, te pone más vital y muchas veces te hace forjar nuevas metas. Hay una disciplina. Te limpia internamente, te ayuda a pasar todo esto», dice el medallista olímpico en Sidney 2000. 

En ese sentido, Ibarra -que actualmente hace clases de acondicionamiento físico personalizado y, por efectos de la pandemia, ha tenido que reconvertirlas y llevarlas a modo online a través de Instagram- cuenta que ha tenido que repensar sus rutinas para llevarlas a espacios reducidos y que para ello, ha sumado como recurso artículos de uso común. 

«A mis pupilos les digo, que en cinco pasos de espacio -adaptándose al espacio que tengan-, pueden hacer un trabajo de una hora de quema importante de calorías. Con implementos súper básicos: una zapatilla, una pelota, una silla».